La señora enjuta sin rostro

En algún momento de tu vida la conocerás, todos la temen y respetan no tiene rostro dicen que viste de riguroso negro es enjuta y no habla, silenciosa como una serpiente, sagaz y audaz si logras eludirla huirá temporalmente para que no la reconozcas, al final te visitará de nuevo y siempre vence, derrota a poderosos, guapos, altos, bajos y feos jamás fue vencida cuando logras verla de cerca ya es demasiado tarde, te mira, sonríe socarrona con faz triunfal abre la boca y con un hálito se despide de ti, tratas de exhalar, te angustias tratas de aferrarte con anhelo tienes un altibajo que pareces que flotas y terminas cayendo, derrotado para siempre, tu ciclo vital terminó, la ” señora” enjuta ha ganado la batalla y la guerra, es doña muerte, señora muerte, irónico pero forma parte de la vida y como tal tenemos que asumirlo, debemos estar preparados y para ello es necesario estar en paz consigo mismo, con tus valores, tradicciones y culturas, con respeto hacia todos los demás siempre que seas respetado. Hoy toca dialogar de la muerte algo que forma parte del ciclo vital de todos los seres vivientes tanto humanos como animales y vegetales.
Lo endemoniado de tan terrible señora no es que te visite cuando has cumplido tu ciclo vital y tu envejecimiento es natural acorde con la realidad, lo terrible de tan malvado ente, de ahí su terrible alevosías y premeditación, es que juega al malvado placer de ir repartiendo ósculos entre tiernos infantes, adolescentes y jóvenes, les provoca enfermedades, accidentes y les lanza el hálito antes de cumplir su ciclo vital natural, destroza familias, pueblos y ciudades enteras ayudada y apoyada por malvados humanos creyéndose estos poseedores de la verdad, su verdad, provocan guerras, lanzan bombas para sastifacer a tan malvado ente.
Los humanos por nuestra condición egoísta, egocéntrica tratamos de evadirla, creando esperanzas del más allá, algunas de estas gloriosas evasiones de lo vital, tratan de hacer creer en la vida eterna, unos irán al cielo, otros al infierno y los menos malos y los menos buenos irán al purgatorio ( respetable, no compartido) haciendo uso de sus creencias tratan de captar adeptos y según el tipo de líder, así será su inclinación religiosa.
La vida es: sentir dolor, placer, caminar, hablar y vivir para finalmente morir, que le pregunten al pollo que tan campante estaba picoteando unos restos de verduras en los huertos ecológicos de San Jerónimo, Sevilla y mi amigo ” el mulo” unas por encargo, otras por comilona va y le corta el cuello, pregúntenle al pollo que religión escogió antes de que le visitará la doña, pregúntenle al noble toro que pastaba tranquilo y relajado en la dehesa, si antes de que el
“Pinchauva” que dice que lo hace para comer, le quitó la vida de una estocada atravesándole el corazón, si había escogido tal o cual religión ¿ le preguntaron al pollo y al toro si querían cumplir su ciclo vital? Aquí quien visitó al toro y al pollo, doña enjuta con su hálito, el tomate,tan tranquilo en su mata y va el hombre y lo mata, y es que el hombre todo lo que toca lo transforma, por lo tanto a que temer tanto a la muerte, si somos nosotros la que la provocamos, lo máximo de la provocación lo irracional elevado al grado superlativo es quitarle la vida a inocentes en nombre de un Dios, y no creo que, respetando a los creyentes ningún Dios quisiera estar constantemente lanzando ósculos traicioneros para despedirse con un hálito mortifero.
Algunos de los que subieron a los cielos, los que bajaron al infierno y los de enmedio deberían venir de vez en cuando a dar una vueltecita a pie de calle y contarnos que tal se vive después de que la dama enjuta los visitase, y si tan Bello es el cielo ( que lo es para la vista y los sentidos, quien fuese ave libre ) que nos den algunas explicaciones para cuando llegue el momento de verlo saber comportarnos y así no estar constantemente incordiando como en la Tierra.
Y es, que,  soy un truhan soy un señor, algo poeta y soñador,amo la vida amo el amor, así en la tierra como en el cielo.
No tengáis miedo a la muerte, ser dignos, éticos divertíos con moderación, tratad de evitar accidentes provocados inconscientemente, según aprendí de mis estudios de  LPR laborales ( grado superior) el 95% de ellos son imprudencias, es muy improbable que te caiga un rayo, es imposible ( de momento) que te mate un meteorito, trata de cumplir tu ciclo vital siendo coherente con las distintas etapas de la vida, la moderación y sobre todo el cultismo de la mente y la paciencia prolongarán tu vida, aquel que es constante y paciente termina consiguiendo sus objetivos y esos son vivir, porque vas a morir, así, real, es la vida.
Con estas premisas ¿ merece la pena ser malo, ser un diablo ? eres un ente desde el momento que un espermatozoide abrió el ovulo de la madre que te parió.
Así que vive contigo mismo, quiérete mírate al espejo y cuando te valores y aprendas a morir ( no se aprende pero se asimila) estarás en dispoción de valorar a tus semejantes, aquel que te hago un daño injustificado, innecesario,que sea impío a tus ideas, ignóralo que con el tiempo la señora enjuta lo visitará.
Ahhhh, para los impuros, los incrédulos les diré que hace un par de semanas vino a visitarme Napoleón Bonaparte, anteriormente lo hizo Marylin Monrroe y posteriormente me visitó Carlo Magno, sabéis qué, todos me dijeron lo mismo
¡ aguanta Pinchito Andaluz, aguanta, no te vengas todavía ! ¿ porqué será?
Y si tan felices están todos allí arriba ( están repartidos por secciones, la de los dictadores, los presidentes de estado, los nobles, los pobres…etc. o sea que igual que en la Tierra, por especies, por grados, por pobres…)
¿Porque cuando alguien se va le dicen, no te vayas todavía, no te vayas por favor…?
Lo mejor que podéis hacer ( de momento) es vivir, ya os avisaré cuando venga a visitaros que lo hará, sin faltar a su cita, es perserverante y audaz, nunca te deja tirado.
Un consejo ríe cuanto puedas.
Perdonarme que cante al final, pero el arte empuja la cosa, cuando yo dije que sí, mi caballo dijo que no y ahora que digo, no, mi caballo dice si. Viva mi caballo y yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s