El cornudo.

Hoy se levantó temprano, se vistió lentamente, agarró su casco y sus guantes, se fue silenciosamente al garaje, arrancó la moto y procedió  a sacarla a la calle.Al salir se encontró una lluvia torrencial, toda la calle inundada y un ventarrón helado que soplaba al menos a unos 100 km/h .

Volvió a meter la moto en el garaje, puso la radio y se enteró de que el mal tiempo iba a durar todo el día.

Entró de nuevo en la casa, se desvistió silenciosamente y se deslizó dentro de la cama.

Despacito se acurrucó contra la espalda de la mujer, y le susurró al oído: ¡El tiempo afuera está horrible!

Ella acariciándole, le contestó medio dormida:

” ya lo sé. ¿ Te puedes creer que el gilipuertas de mi marido se ha ido en moto?.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s